Podemos y el periodismo

Por Francisco Artacho.

En los últimos meses estamos asistiendo a una transformación sorprendente del panorama político español. Para muchos, que no hemos vivido la denominada Transición, es el cambio, respecto a la política de partidos, más importantes al que hemos asistido nunca. Podemos, el partido liderado por Pablo Iglesias, con tan solo un año de vida, tiene opciones reales de ganar las elecciones y gobernar el país, España.
¿Qué quieren que les diga? Es lógico que el ser humano tenga resistencia al cambio, esperemos que Podemos sea una herramienta de cambio, de transformación, pero, ¿ustedes han visto por quiénes estamos gobernados? ¿Se han dado cuenta a quiénes obedecen nuestros gobernantes?
Estamos sumidos en el miedo generado por la deuda pública, que no es más que el negocio de los usureros, prestamistas, que generan riqueza a través de dinero público. Nos gobierna la mafia, sustentada por la mafia.
Podemos cometerá errores, porque errar, de humanos es, y más con lo joven que es el partido. Tendrá que madurar, aprender… para gobernar. Un partido que se enfrenta a los aparatos de los partidos: ejército de asesores, de trabajadores y de gente que lleva muchos años viviendo de PP y PSOE.
Los poderosos, a través de sus medios de comunicación, están haciendo uno de los mayores ridículos jamás conocido. El País, periódico referente en España durante años, publicó el otro día una información poco rigurosa, insostenible, sobre Juan Carlos Monedero, dirigente de Podemos. Y la cosa seguirá durante muchos años más.
Me duele que el periodismo haga el ridículo. Que lo utilicen de forma chabacana. Pero no es más que la muestra del miedo al cambio y de cómo los que llevan años chupando del bote intentan desesperadamente no perder sus privilegios. Una recomendación: cuando lean, oigan o vean alguna información sobre Podemos, ponla en cuarentena. La realidad está demostrando que no te puedes fiar.

Deja un comentario